Carta Modelo #1

La dirección suya de nuestra congregación ha mejorado todos nuestros espíritus. La brilla de sus perspectivas y su predicación inspirado han ayudado a nuestra familia a través de algunos momentos difíciles recientemente. Estamos especialmente agradecidos por su sermón el domingo pasado en el que se hizo hincapié en cómo podemos apoyarnos mutuamente en tiempos de crisis. Le damos las gracias por esta bendición y le ruego que siga así.

Carta Modelo #2

No sé cuando me afectó un sermón de la que hubo este domingo pasado. Mencionó algunos puntos que me conmovieron. Yo estaba tan contento de que usted pareciera darse cuenta y tomó el tiempo para hablar conmigo después del servicio. Sus amables palabras me apoderaban el corazón y me dieron esperanza verdadera. Es maravilloso salir de un servicio de la iglesia sintiendo levantado y lleno de esperanza. Ahora espero con ganas los domingos más que nunca. Gracias por su generoso servicio.

Carta Modelo #3

El efecto de su ayuda con las dificultades de nuestro hijo Eric el año pasado fue nada menos que un milagro. Hemos notado un cambio significativo en su comportamiento y actitud. Sus calificaciones están mejorando. ¡Él incluso habla con nosotros durante la cena! Gracias por ayudar a nuestro hijo a volver a estar con nosotros.

Carta Modelo #4

Gracias por sus visitas diarias a la cama de mi madre durante las últimas dos semanas de su vida. Me conmovió y m alivió ver cómo ella se consoló cuando rezaba con ella.

Mi familia y yo agradecemos el tiempo que pasó con ella. Le damos las gracias y siempre recordaremos esta bondad especial.

Artículos Relacionados

Recursos Relacionados

Sponsored Links