Carta Modelo #1

Hace mucho tiempo que nos conocimos, pero todo ha cambiado en mi vida. He experimentado más emoción, y me siento como el hombre más feliz del mundo. También pienso en ti todo el tiempo, no solo cuando me acuesto o me despierto, sino también en el trabajo, al manejar, y en todos los otros tiempos. A veces me siento, y sin razón, clamo su nombre hasta que me doy cuenta de que estás lejos de mí, y me sonrío al pensar en ti.

Cuando te hablo, mi corazón late más rápido y siento sensaciones dulces que son inexplicables e inentendibles. Siento tu presencia siempre cerca de mí, y oigo tu risa repetidamente en mi mente. Tus palabras me recuerdan que de verdad existes y mi amor por ti es tan fuerte como el aroma de las rosas es dulce y como la nieve es blanco. Yo no tenía planes de amarte, solo pasó.

Hay mucha belleza en el mundo. Los lirios, jazmines, margaritas, rosas, y aún flores simples; sin embargo, ninguno de ellos me llama la atención. Fue tu sonrisa inocente y tus ojos brillantes que me captaron. Fue como me cayó un relámpago, como un ángel me apareció. Fueron tú y tu amor que me hicieron la persona que soy hoy.

Te amaré siempre, y cuando brilla el sol, las estrellas dan luz en el cielo, el viento sigue soplando, la nieve sigue cayendo, y los flores siguen sonriendo. Te pido humildemente que seas mía.

Te amo para siempre, Juan

Artículos Relacionados

Recursos Relacionados

Sponsored Links