Carta Modelo #1

Me recuesto aquí esperando saber de ti y no puedo evitar pensar en cómo mi vida cambió cuando te convertiste en parte de ella. Todo lo que sueño para los dos ha sido el enfoque de mis pensamientos cada día, y sé que un día todo finalmente sucederá.

Me das razón para despertar por la mañana y sonreír. Sonrío sin ningún motivo en particular, excepto por el hecho de que pronto vienes. A medida que pasan los días, me siento cada vez más cerca de ti, y mi ser sale lentamente de su rincón tímido y recuerda de nuevo lo que se siente al ser amado. No quiero perder este sentimiento y no quiero perderte nunca.

Oír tu dulce voz, me da consuelo y alegría. Son sentimientos que no quiero dejar de sentir. Tu voz es como mi canción de amor favorita. Puedo escucharla toda la noche hasta que me duerma. Sin embargo, mientras me recuesto aquí y pienso en todo lo que eres para mí, no puedo evitar preguntarme, ¿en qué piensas tú? ¿te sientes así? y ¿qué tan real crees que es nuestro amor?

Quiero que sepas que, donde sea que este camino nos lleve, y sin importar cuán lejos puede tomoar llegar finalmente a nuestro destino, estás en mi corazón, y mi corazón es donde siempre estarás. La vida no me trataba así de amable hasta que llegaste. Gracias por ser como eres. Lo que me gustaría decir a continuación, me gustaría poder decirte en persona.

Todo mi amor te pertenece

Artículos Relacionados

Recursos Relacionados

Sponsored Links