Ofrecer los pésames por la muerte de un amigo o familiar

Carta Modelo #1

Acabo de leer en el periódico que Jane falleció. Siento una pérdida real por su muerte y quiero ofrecer mis pésames a usted y a su familia. Siempre recordaré a Jane como una mujer honesta y alegre y a quien le encantaba trabajar con los jóvenes. Nuestra familia tiene el privilegio de haberla conocido. En los meses venideros, que sepa que nuestra familia le quiere y se preocupa por usted. Estaremos en contacto.

Carta Modelo #2

Me entristeció profundamente saber de la muerte de John. John era un buen hombre y una influencia importante para el bien en la vida de los demas. Le voy a extrañar mucho. Tome en cuenta que estoy aquí para ayudar, como pueda. No dude en llamarme si necesita ayuda con asuntos funerarios o de la herencia o si simplemente necesita a alguin para escuchar.

Carta Modelo #3

Por favor, acepte mis pésames más sinceros por la muerte de su querida hija. Ella y yo pasamos nuestro primer año en la universidad como compañeras de cuarto y desde entonces hemos compartido una relación maravillosa por teléfono y por correo con el paso de los años. Ella era una parte importante de mi vida, y me siento profundamente su pérdida.

Adjunto se encuentran unas cuantas cartas significativas que me escribió en relación a sus sentimientos y pensamientos acerca de usted. Pensaba que tal vez quiera saber con qué amor hablaba no sólo como sus padres amorosos, sino también como sus amigos.

Carta Modelo #4

Me sorprendió y me entristeció escuchar de la muerte de John. Voy a extrañar su cariño y humor. Sus visitas a mi hogar y la oficina eran siempre un placer. Es difícil saber qué hacer en tales momentos. Quiero que sepa que mis pensamientos y oraciones están consigo. Por favor, déjeme ayudarle a encargarme de algunas de las muchas cosas que sin duda tiene que hacer. No hay que hacer más que llamar. Yo le dispongo el tiempo.

Carta Modelo #5

Desde que me enteré de la muerte de su madre, me encuentro pensando en usted y su familia y lo mucho que todos la estrañaremos. Me consuela porque soy uno de los afortunados cuya vida fue afectado por esta mujer tan especial. Estoy con ustedes y los muchos otros que se la echan de menos, pero me quedo agradecido aún por haberla conocido.

Artículos Relacionados

Recursos Relacionados

Sponsored Links