Ofrecer los pésames en el caso de una enfermedad grave o terminal

Carta Modelo #1

Lo siento mucho de que estés enfermo. Tu enfermedad me recuerda de las muchas veces que has dado tu tiempo para cuidar a los demá en situaciones similares. Me gustaría hacer lo mismo para ti. Con tu permiso me gustaría venir cada mañana para ayudarte a prepararte para el día.

Carta Modelo #2

Estaba pensando mucho acerca de usted y el malestar que tiene ahora. Quisiera que pudiera hacer más para ayudarle, pero sepa que estamos pensando en usted y orando para usted también. Aunque hemos vivido muy lejos por algún tiempo, muchos de mis mejores recuerdos son de esos momentos en los que acampamos en las montañas juntos. Espero que podamos hacerlo de nuevo. ¡Levántese su ánimo! Juana y los niños envían su amor.

Carta Modelo #3

Estaba devastado al enterarme de la gravedad de la enfermedad de su madre. Cuando éramos, niños siempre nos daba consejo muy útil y a la vez un vaso con leche fría y un plato con galletas calientes. Y al envejecernos, ella ha continuado dándonos consejo sabio. Ella siempre había tenido una perspectiva muy clara. No puedo evitar el sentimiento de que me toca a mí para ayudarle a ella. Por favor, deme una llamada porque quiero saber cómo puedo ayudarles.

Carta Modelo #4

Me sorprendió cuando escuché que John sufrió un derrame cerebral grave. Todavía no parece ser realidad. Después de que mi vecino sufrió un derrame cerebral, recuperó su capacidad de caminar y hablar, pero necesitaba varios meses para recuperar. Estoy esperando y rezando por un pronóstico médico favorable para John. Sería mi placer llevarles a las citas con su médico si necesitan la ayuda. Solo déjeme saber lo que puedo hacer.

Carta Modelo #5

Me dio mucha angustia cuando supe de tus problemas recientes de salud y lo que tienes que hacer para recuperar completamente. He estado pensando en ti constantemente durante los últimos días, y quiero que sepas que siempre oramos para ti. He estado pensando en los tiempos en que jugábamos al golf con los hermanos Doe, y espero que no pase mucho tiempo hasta que podamos hacerlo de nuevo. Tan pronto como te sientes lo suficientemente bien para aceptar visitantes, a Juan y yo nos gustaráa visitarte. Hasta entonces, mejórate rápida y avise a María si hay algo que yo pueda hacer para ayudarles.

Artículos Relacionados

Recursos Relacionados

Sponsored Links